La Conciencia del Amor

¿Vivimos dormidos? (parte 2)

Lecturas: 105


Despertar no es el acto de abrir los ojos por la mañana y tener la conciencia de que un nuevo día llegó y que hay que dejar la cama para realizar actividades.

¡Despertar de verdad!, es comprender nuestros errores y buscar cómo mejorar. Es aprender a aceptarnos y amarnos tal como somos.

Es entender que tenemos en cada segundo de nuestra vida la única e irrepetible oportunidad de avanzar de manera positiva hacia nuestras metas.

Es no hacerle mal a nadie y respetar a los demás como deseamos que se nos respete a nosotros mismos.

Despertar en el más amplio sentido de la palabra es: estimular nuestra conciencia agradeciendo todo lo que tenemos y aprovechando cada segundo de nuestra vida.

Nadie hará este trabajo por ti, es tu responsabilidad y tu propia misión despertar a una nueva vida para lograr todas tus metas y ser verdaderamente feliz.

Mañana, cuando abras los ojos, ante un nuevo día, observa cuidadosamente a tu alrededor y encuentra los miles de motivos que la vida te ofrece para despertar a la conciencia, sonríe y emite un pensamiento de amor y agradecimiento.

¡Aprende a vivir intensamente cada día!