MI MASCOTA FELIZ

¿A tu mascota le ha picado una abeja o una avispa?

Lecturas: 44


Apreciados lectores, agradezco su interés y hoy les traigo este artículo. Todos los perros son curiosos y les encanta correr, meterse en problemas y perseguir cosas, ¡insectos especialmente! En la mayoría de los casos, las picaduras de abejas y avispas sólo le causarán a tu perro dolores insignificantes e irritación.
 
Sin embargo, si le pican más de una vez o si le pican dentro de su boca y garganta, puede ser peligroso y requerirá la visita al veterinario. Lo que causa el dolor en una picadura no es la pequeña herida del pinchazo, sino la pequeña cantidad de veneno que se inyecta, y se pueden tener reacciones alérgicas que necesitan atención veterinaria.
 
¿QUÉ TIPO DE PICADURA? 
 
El aguijón de una abeja es dentado y está diseñado para quedarse en la piel, matando a la abeja cuando se separa del cuerpo, dejando en él el aguijón. Los aguijones de las avispas no son dentados pero causan más dolor, y si se les provoca, estos insectos pueden picar varias veces. En la mayoría de los casos los perros reciben picaduras en sus hocicos después de investigar a un insecto con aguijón desde una distancia demasiado cercana.
 
Las picaduras en la sensible nariz de su perro son especialmente dolorosas. Algunos perros pueden incluso recibir picaduras en la lengua o dentro de su boca o garganta si intentan morder o cazar un insecto. Estas picaduras pueden ser peligrosas por la hinchazón que causan, que puede obstruir la garganta de su perro y bloquear las vías respiratorias.
 
REACCIÓN ANTE UNA PICADURA 
 
Una reacción grave puede ser causada por un gran número de picaduras, o si el perro tiene una reacción alérgica a los componentes químicos de la picadura.
 
Los síntomas de una reacción grave incluyen debilidad general, dificultad de respiración y una gran hinchazón que se extiende desde el lugar de la picadura. Tenga cuidado con la hinchazón alrededor del cuello, la garganta y la cabeza.
 
Si tu perro tiene una reacción grave, debe llevarlo rápidamente al veterinario. Una simple picadura puede dejarse tranquilamente sin cuidados y de hecho no debería molestar al perro mucho tiempo. Si la picadura todavía está presente, intente quitarla rascándola con la uña o con un trocito rígido de cartulina. Evite usar pinzas para quitarla mientras no sea absolutamente necesario porque podrían exprimir más veneno del aguijón.
 
También puede envolver hielo o una bolsa de hielo en una toalla y aplicarla a la herida para bajar la hinchazón y calmar el dolor. Vigile a su perro después de que lo hayan picado para asegurarse de que no desarrolle una reacción alérgica.
 
Si la hinchazón todavía se mantiene, llame a su veterinario quizá sea necesario aplicar antihistaminicos para la intoxicación, analgésicos para el dolor, y desinflamatorios para la hinchazón del área afectada.