Medicina Deportiva

Lesiones más comunes

Lecturas: 133


Amigos y amigas lectores de este prestigiado periódico, agradezco mucho la oportunidad que me dan de darles a conocer mis humildes experiencias.
 
En la era moderna ya la lucha libre mexicana ha ido decayendo mucho, porque ya cualquier persona se pone una máscara y se sube a un ring a hacer payasadas, y ya se sienten luchadores, pero sin imaginarse el riesgo que corren, al querer hacer lo que ven que hacen los luchadores que ven en televisión.
 
Algunos piensan que la lucha libre es nada mas tirarse, fingir que les duele y dejarse hacer una llave  para que el réferi declare un ganador.
 
Pues la realidad amigos, ser un luchador profesional de los buenos, que dan espectáculos, que saben llaves y contra llaves, que saben tirarse de la última cuerda, caer bien para evitar lesiones. Hay que estar bien entrenado, capacitado y tener técnicas que se adquieren con el paso del tiempo y dedicación, hay que estar metido en el gym, fortaleciendo músculos, articulaciones, agarrando fuerza, pero sobre todo adquiriendo una buena figura física.
 
Las lesiones a las que están expuestos aun entrenando, son las de los tobillos cuando al caer mal  les mueve el contrincante el cuerpo en el aire.
 
De rodillas, también al caer mal en un vuelo fuera del ring, desde la última cuerda, o una vuelta el  aire Asia atrás.
De la columna, al aplicarles costalazos dentro o fuera del ring, al aplicarles una llave de espaldas, cuando los levantan y les dan vuelta en el aire y los dejan caer el oponente sobre sus rodillas.
 
Del cuello cuando les aplican un martinete. Los cargan de cabeza y el contrario le pone la cabeza entre sus piernas y los aporrean contra el suelo del ring.
 
Cuando al levantar al oponente hacen mal movimiento se lastiman su pelvis o cadera.
 
El caso más conocido por todos nosotros que estamos en el ámbito de la lucha libre y muy mencionado en todos los noticieros deportivos y noticias. El caso de Perro Aguayo Junior que al momento de ser sacado del ring, se descuidó y al caer no levanta su cabeza y sufre un traumatismo cervical.
 
Un caso de un tabasqueño. Pasión Cristal que al lanzarse fuera del ring y no coordinar sus movimientos (no ponerse de acuerdo con el adversario para que lo cachara, sufrió fractura de tibia y peroné.
 
Podríamos enumerar muchas lesiones más de muchos luchadores, como el caso del Danez que en una lucha en homenaje a su Hermano Canek, al salir volando con mucho entusiasmo quedo atorado en la barras de contenciones de fierro, su cabeza quedo completamente atrapada allá, gracias a Dios estaba yo allá y con ayuda de los aficionados, abrimos los fierros, lo des atoramos y le acomode todas sus vértebras cervicales y recupero el movimiento de todo su cuerpo, a los 10 minutos después de darle reanimación y masajes.
 
Si usted quiere practicar la lucha libre o quiere dedicarse a esto, prepárese muy bien, pero antes piénselo, porque un luchador sabe cómo y a qué horas sube a un ring, lo más difícil es saber cómo bajara.