DIRECTOR DE COBATAB

¿Qué hacemos con nuestra economía?

Lecturas: 572


Ha causado gran preocupación en los sectores económicos la posibilidad de que Donald Trump obligue a una renegociación, y aún a la cancelación, del Tratado de Libre Comercio (TLC) de México con Canadá y Estados Unidos.

Si bien es cierto que México incrementó significativamente sus exportaciones netas y especialmente las manufacturas en los 23 años de vida del Tratado, nuestro país se constituyó en uno de los principales importadores de alimentos en América Latina, el 80% de los cuales proviene de Estados Unidos.

Aún más lamentable es que dicho acuerdo se convirtió en un gran generador de pobres, porque después de dos décadas del más notable neoliberalismo de nuestra historia el 60% de los mexicanos vive en condición de pobreza, pero nuestros millonarios son ya los más ricos del mundo. El TLC generó la catástrofe más grande de toda sociedad: la desigualdad social.

Aunque tenemos que reconocer que vivimos en un mundo global, que los bienes y servicios en este siglo no pueden permanecer en economías enclaustradas, es imprescindible que esta incursión en el mundo con débiles fronteras económicas nos ubique en condiciones de generar desarrollo social.

La única alternativa de crecimiento sustentable y equitativo es a través de la generación y transmisión del conocimiento, particularmente del conocimiento imprescindible para el desarrollo. En este siglo, todos los bienes y servicios que se producen requieren de un mayor o menor componente de tecnología de información y comunicación.

​​​​​​​ Las nuevas generaciones tendrán que ser altamente competentes en ella para generar riqueza. Desde hace algunas décadas, Irlanda, Israel y la India le apuestan al desarrollo de programas informáticos que requieren destreza, mano de obra calificada y poca infraestructura para generarlos. 

Nuestros niños y jóvenes deberán aprender a producir nuevo conocimiento informático y aplicarlo en soluciones prácticas como una alternativa pronta y eficaz para un Tabasco más próspero.