CURUL 36

Madrazo vs Andrade

Lecturas: 974


Finalmente se cumplió: Federico Madrazo Rojas a partir de hoy estará al frente de la administración de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), el hijo del ex gobernador Roberto Madrazo Pintado decidió jugar su propio destino y con el aval de la dirigencia nacional del PVEM conformó una bancada de siete integrantes, lo que le valió quedarse con la presidencia del máximo órgano de dirección cameral, aplicando el clásico “el que ya bailó que se siente” a Manuel Andrade Díaz, el coordinador del PRI a quien le tocaba pero que ahora, tendrá que impugnar e iniciar un litigio ante los tribunales, un pleito que sabemos escalará a las cúpulas de ambos partidos. Manuel Andrade como era de esperarse, no se quedo callado, no fue de frente contra Pico Madrazo pero desde tribuna lanzó su dardo venoso usando una frase del abuelo del actual presidente de la JUCOPO, ex el gobernador de Tabasco, Carlos Alberto Madrazo: “Nadie que sea hombre quiere ser serpiente, porque son signos absolutamente enemigos y distantes y la vida, la vida y la gente ubica muy bien lo que cada quien decide en este transcurso de la existencia”, le recriminó. Y fue más allá: “No nos vengan hablar de éxitos cuando lo que hay es lodo vilmente solidificado por el sol que le da apariencia de humano, a quien sigue siendo lodo y a quien no vale nada”; ya en entrevista negó que todas sus palabras fueran contra Pico, pero en política no hay casualidades y todo, todo tiene un destinatario. En respuesta, Madrazo le dijo a Andrade: “parafraseando a mi abuelo, Carlos Alberto Madrazo: la existencia no es larga o breve; si no útil o inútil, fértil o estéril”. Además sentenció en un tuit que luego sería borrado: “Reconozcamos a los amigos seguros en las horas inseguras”. Madrazo – Andrade, amigos distantes; no es necesario describir la relación política de ambos, el pasado reciente los ubica a cada quien en su lugar. Los dos fueron gobernadores, pero el último no quiso hacer diputado local durante su quinquenio al hijo de quien lo había ayudado a llegar a la Quinta Grijalva.