¡AH, CARAY!

Pescadores devotos

Lecturas: 503


A tono con la Cuaresma, cientos por no decir miles, compraron red y anzuelo y descaradamente se fueron de pesca. Al que se le está echando a perder la carnada es a Many Androide, pues el fil o la tenguayaca ya picó, pero nada, no cae; el que anda también alocado con su caña y su anzuelote es Dave Gustave, le está picando en alta, trae bastante carnada y un permiso pa’ pescar de todo. Sólo que pa’ agarrar el Robalón, requiere cuando menos de un paño. El que se pone checho y en mucho pierde la paciencia que debe tener un buen pescador, es Pepetoño, ese trae venia pa’ pescar hasta en alta mar, pero como les digo, es impaciente y no aguanta nada. Otro pescador que no se mide y trae hasta atarraya es Adán Augusto; con esa red agarra de todo: Pejepuerco, pez diablo, pez Prieto, pez Amarillo, Etc. Con tanta ensarta lo que peligra es que se le rompa la red. Oscary Cantone con tiempo agarró su chinchorro y lo sotaventó a aguas de nadie, donde en mucho se agarra sardina, pero a veces caen róbalos. El que de plano ni con chinchorro ni paño agarra nada es el Pirruris Ojeda; bien decían que está más salado que la bragueta de pescador. La triculeca que compró un chinchorro hasta con engarzaduras de oro, fue doña Gina Trujillo. No le ha caído nada, a pesar que lo ha llevado a varios municipios. A lo mejor los Pejezombies que salieron más tremendos que el pez diablo, le están comiendo el cardumen. Uno que no hace mareas, porque así las jicoteas no las podrá chinchorrear, es Fernan Mayans, le dicen el pescador pirujo, quién sabe por qué. Uno que quiere pescar en alta, pero sin mojarse el jujurujo es Beny Neme; como quien dice, pescador a larga distancia. De esos ya no hay. Otra que desde el barranco grita “esa mojarra es mía”, es Candy Gil, pero ni ha jodida se avienta a la poza. A lo mejor es de esas que tiran el anzuelo y esconden la mano… La que sí vino a pescar en alta a Pozolandia, fue la pintora Martha Chapa; nomás que ahora no nos trajo sus manzanas, vino por un cacaíto…