DIRECTOR DE COBATAB

Juárez, visionario de la educación

Lecturas: 282


El próximo martes 21 de marzo conmemoramos un aniversario más del natalicio de Benito Juárez García, el Benemérito de las Américas. El legado de Juárez a la educación, pero en sí, a la vida pública de nuestro país, es un referente histórico por su visión democrática de reformar el poder para ponerlo al servicio de la gente. La educación liberal que propuso en el sentido del laicismo y la promoción de los valores liberales marcaron un nuevo derrotero de nuestro país, envuelto en aquella época de su gobierno, entre 1857 a 1872, en una abierta discusión de proyecto de nación que impulsaban por una parte los liberales y por otra los conservadores. Los liberales eran impulsados por las ideas de la Ilustración y los conservadores por mantener el poder del clero. Juárez encabezó uno de los movimientos más importantes de nuestra Patria al sentar precedentes con las Leyes de Reforma en 1857. Fundó la Escuela Nacional Preparatoria, porque siempre impulsó la convicción de basar la educación en la ciencia y en la razón; promovió escuelas rurales; dio educación a los indígenas; arrebató el monopolio al clero. Decía que la instrucción es la base de la prosperidad de un pueblo y el medio más seguro de hacer imposible los abusos del poder. En suma, al democratizar la educación, Juárez rompió barreras entre las clases sociales y liberó la impartición del conocimiento. Por ello la figura de Juárez crece con el paso de los años, porque fue un visionario para su tiempo, al enfrentar resistencias en el viejo molde. Los frutos de ese idealismo juarista se pueden ver en la actualidad, con una educación abierta que todos aspiramos sea mejor día con día, empujando a los estudiantes y profesores a la vanguardia tecnológica y a métodos más eficaces de enseñanza. Responder con amor, valores y espíritu patriótico a las oportunidades que nos brinda la nación es honrar al Benemérito de las Américas.