VIVIR BIEN

Su haikú vuela

La composición poética de 'Gabo' se proyecta en vuelos de larga distancia.



Su haikú vuela

(Ilustración: Gustavo Alonso Ortiz)

23/10/2018 05:05 / Centro, Tabasco

A partir de esta semana, las pantallas de todos los Boeing 787, de la Japan Airlines (JAL), que surcan los cielos del mundo, reproducen el haikú ganador del tabasqueño Luis Gabriel Vázquez Castillo, niño de 12 años de edad, originario de Jalpa de Méndez.

QUÉ ES EL HAIKÚ
Una composición literaria de tres versos, la primera línea y tercera se componen de cinco sílabas, y la segunda de siete, que expresa una meditación poética profunda y bella.


El infante, nativo de la ranchería Benito Juárez, es un gran aficionado a este arte sutil y milenario de la cultura nipona. "Yo ya sabía hacer haikús desde hacía bastante tiempo, y cuando me enteré de la convocatoria me puse a componer uno: Amo la lluvia / cuando besa la tierra / siembra su aroma".

Cuando la Foundation Japan Airlines, organizadora del certamen, le notificó que había obtenido el primer lugar del XV World Children's Haikú Contest, no podía creerlo. "Pensé que de seguro se habían equivocado".

Sólo cuando en el Salón Sacura, de la Asociación México Japón, tuvo entre sus manos el diploma y los premios -aviones de la JAL a pequeña y gran escala, así como pinturas para colorear-, es que comenzó a "aterrizar" su logro.

El vuelo entre las nubes todavía no ha terminado para "Gabo", como le dicen de cariño, el próximo mes su composición aparecerá en el volumen XV de la Antology of Haikú by World Children, junto a las de los demás infantes que participaron en este arte al que el poeta mexicano Octavio Paz calificó como "verdadera recreación de un momento privilegiado".

El estudiante de la telesecundaria "Félix Domínguez Pérez" agradeció la dedicación que su abuela y madre – Nelly Alcudia y Liliana Castillo- han puesto en su formación. "Debo este premio a ellas, que me enseñaron las primeras letras a los tres años y me acercaron a los libros".


CHOQUITO LECTOR

El choquito Luis Gabriel Vázquez conoció el arte del haikú en sus tiempos libre, con su abuela que le leía cuentos. Uno de sus primeros libros fue Don Quijote de la Mancha para niños. Cuando halló las Fábulas de Esopo en un rincón de la casa, se propuso terminarlas leyendo una página por día.

"El Principito considero que es de mis principales lecturas, porque lo he releído mucho".
 

Link

Tags #haikú #vuela