NOTICIAS

¿Cómo buscar un seguro de auto con un deducible alto?

El deducible ideal será aquel que signifique un equilibrio entre su pago mensual, su capacidad finaciera y el riesgo.



¿Cómo buscar un seguro de auto con un deducible alto?

(Agencias)

Las compañías pertenecientes al mercado del seguro vehicular suelen ser flexibles con respecto al porcentaje de deducibles aplicados para sus productos.

17/10/2018 20:27 / Centro, Tabasco

A partir de la gran cantidad de siniestros vehiculares que suceden en nuestro país, los automovilistas están tomando conciencia de lo necesario que es contar con un seguro de automóvil que responda por ellos al momento de afrontar las consecuencias tanto materiales como físicas de un percance. Podemos notar esta tendencia a partir del informe anual del departamento de investigación de la importante compañía MAPFRE Seguros que muestra un incremento del 55% en la cantidad de autos asegurados en México desde el año 2011 a la fecha.

 

Como dijimos, el automovilista mexicano comienza a entender la importancia de contratar un seguro, no obstante, lo económico tiene un gran peso al momento de elegir, por lo que, es común que los dueños de coches se pregunten cuáles son las formas de ahorrar en este tema, siendo el porcentaje de los deducibles establecidos por las compañías uno de los factores que más influyen en el valor de la prima, analizaremos hoy, si conviene o no un deducible alto para los seguros de autos.

 

¿Qué es el deducible en un seguro vehicular[? ¿Y cómo influye en el precio de la prima?

 

En primer lugar, es bueno entender qué es exactamente el deducible. En síntesis, este es el monto que el asegurado está dispuesto a cubrir en caso de un siniestro, a partir del cual, la aseguradora se hará cargo del costo restante. Para dar más claridad veamos un ejemplo en el que un automovilista tiene para su seguro un deducible por daños parciales de $800 que sería el monto máximo que pagaría ante un daño. En este caso si la pérdida ocasionada es, por ejemplo, de $6000, el asegurado abonará $800 y la compañía responderá por los $5.200 restantes, ahora bien, si la pérdida es de $700, le corresponderá al titular del seguro cubrir dicho costo, ya que, el mismo es menor al deducible establecido.

 

Luego de haber explicado cómo funciona el deducible, podemos entender la razón por la que mientras mayor es este, menor es el valor de la prima de seguro que se paga, pues, esto significa que la aseguradora correrá un riesgo más bajo. En cifras, y en general, vemos que un deducible de $3.700 a $9.400 disminuye el valor de un seguro de cobertura amplia entre un 15% y un 30% mientras que un deducible aproximado de, por ejemplo, $18.000 puede significar un ahorro superior al 40%.

 

¿Conviene un deducible alto?

 

Por lo dicho, cualquiera podría pensar que es conveniente contratar pólizas con altos porcentajes de deducibles, sin embargo, esto no siempre es así, ya que, según nuestro criterio la elección del deducible debe ser el resultado del análisis de la situación económica personal y de los riesgos asumidos. A continuación, explicaremos algunos de los aspectos a tomar en cuenta al momento de definir el monto de deducible conveniente para el seguro vehicular.

 

1.      Capacidad financiera propia.

 

No hay que olvidar que el objetivo de contratar un seguro automotor es tener la garantía de que se podrá afrontar, sin inconvenientes, las consecuencias de los imprevistos a los que se expone todo automovilista como puede ser un robo, un choque, un incendio, etc. Con esto queremos decir que, es preciso tener la certeza de que se podrá cubrir el deducible fijado en la póliza. Para ello, debe examinar su situación y preguntarse si tendría suficiente dinero para cubrir el monto del deducible ante un siniestro que le ocurriese el día de hoy. Un consejo útil es que lo ideal, si se quiere contratar un seguro con altos deducibles, es destinar un porcentaje de los ingresos mensuales a la creación de un fondo personal de emergencias con el que se podrá resolver los costos en caso de incidentes.

 

2.      Historial de manejo.

 

En este sentido, es posible afirmar que mientras más positivo sea el historial de manejo de una persona en cuanto a accidentes viales con propia culpabilidad, más recomendable será contratar un seguro con deducibles mayores para pagar una prima menor, ya que, lo más probable es que no utilice el seguro con la frecuencia suficiente como para justificar un gasto abultado. Por otro lado, si se trata de un conductor tendiente a provocar incidentes vehiculares, lo más aconsejable será, entonces, contratar un seguro con deducibles reducidos y, por ende, con un costo de la prima más elevado que en el primer caso.

 

3.      La zona habitual de tránsito.

 

Tomar en cuenta esta variable le ayudará a determinar cuál es el nivel riesgo que tiene de sufrir un siniestro y por lo tanto si le conviene o no un deducible alto. En este sentido las características particulares de la zona en la que se circula cotidianamente tienen una influencia directa en el riesgo.

 

Para esto siempre es bueno analizar las estadísticas de siniestralidad, ya que, por ejemplo, según los estudios del Instituto Mexicano de Transporte (IMT) los costos de los accidentes de autos en las carreteras de Veracruz en el año 2017 fueron de un total de 174 mil dólares mientras que, en Yucatán, ese monto no alcanzó los 25 mil dólares. Basándonos en esto, podríamos suponer que los automovilistas que transitan frecuentemente por las carreteras de Veracruz deberían asumir un seguro con deducibles más reducidos para daños materiales o pérdidas totales por accidente, que los que manejan rutinariamente por las carreteras de Yucatán. Lo mismo aplica para las estadísticas referidas a los robos de carros, pues, en lugares con importante cantidad de robos conviene optar por un deducible contra robo total y parcial mínimo.

 

4. Cantidad de conductores.

 

Es recurrente que un mismo vehículo sea utilizado por más de un conductor, este es el caso, por ejemplo, de los carros de uso familiar. Está demostrado que esto incrementa los riesgos de siniestros y más cuando uno o varios de los conductores son menores de veinticinco años, pues, no por nada las pólizas de seguros son más caras cuando el solicitante es menor de dicha edad.

 

*Analizando las variables citadas podrá definir cuál es su nivel de riesgo para de esa forma determinar los porcentajes de deducibles recomendables, de igual modo le adelantamos que según los especialistas, en principio si el riesgo es bajo lo aconsejable es un deducible del 10% al 20%, ahora bien, si considera que su riesgo es medio puede optar por un deducible del 10% para daños parciales y si determina que su nivel de riesgo es alto lo indicado será contratar un seguro con el deducible más bajo posible teniendo en cuenta el valor de la prima de seguro que está en condiciones de pagar.

 

¿Cómo buscar un seguro de auto con deducible alto?

 

En general las compañías aseguradoras en México ofrecen deducibles del 10% para las pérdidas totales tanto por accidente como por robo, del 5% para las pérdidas materiales parciales y del 20% para la rotura de cristales, esto siempre hablando de una cobertura amplia. No obstante, la mayoría de las aseguradoras brindan la opción de que el porcentaje de deducibles sea fijado a partir de un acuerdo con el cliente, por lo que, será tarea del interesado que desee buscar seguros con deducibles altos, consultar en las compañías todo lo relacionado a este tema a través de cualquiera de los canales de comunicación disponibles o recurriendo a diversas fuentes de información confiables o lo que es mejor contactar con un agente de seguros independiente a las empresas para que este lo asesore y lo asista en la relación con las aseguradoras para juntos encontrar un producto con deducibles altos y en concordancia con la situación particular del conductor.

 

Conclusión

 

Las compañías pertenecientes al mercado del seguro vehicular suelen ser flexibles con respecto al porcentaje de deducibles aplicados para sus productos, hecho que le da, al automovilista, la ventaja de poder armar la póliza según su conveniencia, logrando de este modo, acceder a un producto adaptado a sus necesidades tanto económicas como de cobertura. Recuerde que el deducible ideal será aquel que signifique un equilibrio entre lo que está a dispuesto a pagar mes a mes por un seguro, su capacidad financiera para cubrir los costos provenientes de un siniestro vehicular y los riesgos a los que se expone con mayores probabilidades.