NOTICIAS

El regaño de López Obrador

Se disculpó por la espera en el calor excesivo. Dos personajes trajeados llamaron la atención.



El regaño de López Obrador

(Foto: Agencia)

Desde Tijuana hasta Matamoros, será zona libre, prometió.

22/09/2018 08:12 / San Luis Río Colorado, Sonora

El sol caía a plomo. Casi al mediodía en ésta, una de las ciudades más calurosas de todo México. Prácticamente enclavada en el Desierto de Altar. Casi 35 grados de temperatura, pero han llegado a más de 50.

En este clima, llegó López Obrador al Bosque de la Ciudad, a reunirse con militantes de su movimiento. La octava vez que viene a la localidad, presumían. Al bajar de su vehículo, le regalaron una cachucha de los Algodoneros de San Luis, el equipo de beisbol local.

Y se dejó la cachucha. No se la quitó en el recorrido de más de 200 metros que hizo, entre vallas, saludando gente y recibiendo peticiones, para llegar al templete, donde ya encontró sombra.

Prácticamente al inicio de su discurso dijo a la gente. "Les sugiero que busquemos sombra (a los costados, a unos 200 metros del templete, había dos enormes lonas). No estoy de acuerdo en que nosotros tengamos templete, techo y ustedes sol.

"Les ofrezco disculpas; ya no va a volver a suceder. Y ojalá me escuchen y me entiendan bien quienes están a cargo de estos actos. Eso sucedía antes: en sombra nosotros y hasta ventiladores", dijo a la gente López Obrador.

Con la cola entre las patas, el nuevo alcalde de esta ciudad, Santos González Yescas, responsable de la organización del evento.

En el templete, dos personas llamaban la atención, porque bajo ese calor, vestían traje oscuro y corbata. Eran estadounidenses de origen mexicano que ocupan cargos importantes en los condados vecinos entre Arizona y Sonora: Somerton, Yuma y San Luis Arizona.

-¿Qué tal el calor con traje y corbata.

-No, pos lo aguantamos. ¡Cómo íbamos a venir mal vestidos a ver al Presidente de México! - respondió José Yépez, quien es mayor (equivalente al síndico de las alcaldías mexicanas).

Otra vez, el tema del avión presidencial y de sus viajes. Les contó que minutos más tarde viajaría a la ciudad de Nogales, pero no lo haría por vía aérea, sino terrestre, una distancia de más de 500 kilómetros en 5 horas.