NOTICIAS

Chocan en Cárdenas por control de alcaldía

Vándalos usaron piedras, palos y bombas molotov para tomar el centro administrativo.



Chocan en Cárdenas por control de alcaldía

(Darvin Osorio Sosa)

En el zafarrancho no hubo detenidos ni lesionados graves.

14/09/2018 10:16 / Cárdenas, Tabasco

Un zafarrancho se suscitó la tarde de ayer a las afuera del centro administrativo del Ayuntamiento de Cárdenas, entre seguidores de Rafael Acosta León y Eduardo Fuentes Naranjo donde salieron a relucir piedras y palos, pese a que la Policía municipal se encuentran en paro, acudieron para poner orden lanzando gases lacrimógenos.

En el afán de retornar y tomar posesión de sus oficinas, acompañados de maleantes al parecer de la colonia Cañales, intentaron amedrentar a los policías que resguardan el inmueble y tras intentar ingresar por la puerta principal y ser impedido su tránsito, lanzaron bombas de humo para tomar el control del edificio.

Otro grupo de personas simpatizantes de don Eduardo Fuentes, salieron en defensa de las instalaciones y de los uniformados. 

Los ánimos se encendieron en donde ambos grupos utilizaron piedras, palos, armas blancas y bombas molotov.

Trascendió que José Leonardo Cruz, operador y cómplice del saqueo vía FORTASEG de Rafael Acosta León, estaría detrás del ataque perpetrado a este edifico; con maleantes, pues han sentenciado que a cualquier costo, tomarán las instalaciones oficiales a fin de evitar los pagos que están programados hacia los trabajadores correspondientes.

Tras el zafarrancho, los contratados del grupo de Rafael, optaron por salir huyendo del lugar ante la posibilidad de ser sometidos por la Policía estatal.

Mientras tanto, en Palacio Municipal despacharon en este día los funcionarios de don Eduardo Fuentes que entraron por la vía pacífica en espera que en las próximas horas la sala Regional emita su fallo en este caso que apunta al desacato de una sentencia federal a favor de Don Eduardo Fuentes.

Los diversos sectores productivos de esta demarcación pidieron que de una vez por todas las autoridades estatales no desoigan el clamor de los cardenenses que son los que están afectados.