UNIS y +

La importancia de cuidar nuestra mente

Si estudias su idioma, podrás sentir las letras de otra manera más profunda.



La importancia de cuidar nuestra mente

(Internet)

30/04/2018 14:41 / Ciudad de México

Una de las promesas más realizadas a principios de cada año es ir al gimnasio para cuidarse más. Esto demuestra que la voluntad de hacer ejercicio físico es parte de nuestra vida diaria, pero no hay que olvidar la mente. Un gran número de personas se autolimitan afirmando que no son inteligentes o que no tienen tanta capacidad como otros, cuando esto no es del todo cierto. Si bien nacemos con unas habilidades determinadas, el cerebro puede ejercitarse como cualquier otro músculo. Nuestra mente es compleja y repleta de posibilidades. Para mantener nuestro nivel y mejorarlo, podemos realizar una serie de ejercicios.

No dejes de aprender

Estudiar equivale a levantar pesas para el cerebro. Cuanto más esfuerzo pongamos en asimilar nuevos conceptos, más fácil nos será aprender nuevos. La edad no debe limitarnos, por lo que tener más dificultad para concentrarse o contar con obligaciones no es escusa para cerrar los libros. Hoy en día existen múltiples fuentes para estudiar de manera dinámica, tal y como vídeos, páginas web o aplicaciones. Si no tienes ningún campo predilecto y no sabes muy bien en qué materia invertir tu tiempo, los idiomas siempre son un comodín.

Aprender nuevos idiomas es una manera excelente de estimular nuestra mente, además de algo muy útil que nos ayudará en nuestro día a día. Cuando viajes a otro país como Italia o Reino Unido y notes la facilidad adquirida para comunicarte, disfrutarás la otra cultura al máximo. En el caso que no te motive moverte por el mundo, probablemente exista algún cantante de tu gusto cuyas canciones no comprendes. Si estudias su idioma, podrás sentir las letras de otra manera más profunda. Lo mismo se aplica a libros traducidos y series o películas dobladas en tu idioma.

Jugar no es solo para niños

Al igual que existe una amplia variedad de juguetes que estimulan la materia gris de los infantes, también hay un catálogo variado de entretenidos juegos para adultos. Uno de ellos es el póker, una disciplina que requiere de práctica y esfuerzo. No obstante, es muy entretenida. Se puede practicar en cualquier lado mientras se tenga una baraja de cartas o un dispositivo móvil. A través de internet podemos acceder a un casino online o a alguna aplicación que nos permita jugar. El póker se ha convertido en el juego que más ha facilitado su acceso a cualquier persona gracias a estas nuevas tecnologías que permiten a cualquier adulto jugar en cualquier momento y cualquier lugar. Cualquier otro juego de cartas puede resultar ameno, pero el póker tiene unas reglas complejas que nos ayudarán a elaborar estrategias y por lo tanto a ejercitar nuestro cerebro.

Otras actividades que nos distraerán también son los sudokus, las sopas de letras o los crucigramas. Si estamos en grupo, también es posible mantener el cerebro activo con clásicos como el Monopoly, las damas o el ajedrez. Los videojuegos también son una opción excelente para desarrollar nuevas habilidades, dado que se pueden elegir de varios tipos, como de puzzles o acertijos.

 

Sé creativo

Una de las capacidades que más ayudan a nuestra mente es la creatividad. Cuantas más actividades artísticas realicemos, más sencillo nos será desarrollar otras cualidades. No hace falta ser un pintor excelente para dibujar de vez en cuando. Quizás, con el tiempo, descubres que gracias a la práctica has adquirido un nuevo talento. También puedes representar tus ideas a través de la escritura. Puedes narrar historias, poemas, cartas o cualquier tipo de pensamientos aleatorios.

 

Las manualidades también son una opción, al igual que aprender a hacer patrones de ropa para cosernos nuestras prendas exclusivas o experimentar con nuevos platos de comida. Las actividades posibles son casi ilimitadas. Si no estás inspirado, una alternativa es ir a visitar una galería de arte o leer algún libro relacionado con aquello que queramos realizar. El simple proceso de documentarnos hará que nuestra mente se ponga en marcha mucho antes.   

 

Consejos para mantener la mente sana

Existen algunos ejercicios que podemos realizar casi sin esfuerzo y nos serán muy beneficiosos en el futuro. Uno de ellos es tan simple como cambiar el camino que solemos seguir para volver a casa. Aunque no siempre nos demos cuenta, realizamos un gran número de acciones de forma automatizada, y esto no ayuda a estimular la mente. Así pues, si cambiamos algunas de nuestras rutinas más comunes, nos obligaremos a pensar nuevas soluciones y viviremos otras experiencias.

Antes de dormir, también es útil tratar de reproducir mentalmente algunas de las escenas que hayamos vivido durante el día. Intentar recordar detalles como el olor de lo último que comimos o las palabras exactas con las que nos dirigimos a alguien puede resultar complicado, pero con la práctica nos será cada vez más fácil. Esto nos ayudará a prestar más atención a las acciones diarias y a ejercitar la memoria poco a poco.