VIVIR BIEN

Un autor sin pretensiones

Con la sencillez que lo caracteriza, Luis Cortés Bargalló nos remite a la profundidad de su poesía.



Un autor sin pretensiones

(Foto: Cortesía)

13/02/2018 05:05 / Centro, Tabasco

El estímulo de la lectura, tener amigos interesados por la poesía, y trabajar en un medio editorial, le permitió a Luis Cortés Bargalló (Tijuana, B. C., 1952), descubrir su vocación poética; misma por la que será reconocido hoy en nuestra entidad a las 19:00 horas, en la Sala de Arte Antonio Ocampo Ramírez.

Con más de tres décadas de trayectoria literaria, su libro La lámpara hacia abajo (2016) lo llevó a obtener el Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada, que le será entregado en el marco de la inauguración del XIV Encuentro Iberoamericano de Poesía, que lleva el mismo nombre que el Poeta de América.

En una charla exclusiva para Grupo Cantón, el vate nos permitió adentrarnos a su proceso creativo y a su entorno.

RELACIÓN POETA-LECTOR
Cortés Bargalló es un autor modesto, el mismo expresa ser un autor sin pretensiones, sólo alguien que escribe y que toma lo mejor de las dificultades que se le cruzan.

"Ese tipo de experiencias lo mantienen a uno escribiendo, y es lo que permite ver qué es la poesía", expresa.

Pero, ¿sobre qué escribir? Ese es uno de sus mayores retos, pero hay un imperativo que lo guía.

"Como decía Kafka, uno no escribe lo que quiere sino lo que puede. Tiene uno que entregarse a la empatía que un tema pueda desarrollar en uno mismo, y acudiendo a esa zona de emociones", es así, que contrario a lo que otros escritores sugieren sobre escribir pensando en el lector, Bargalló lo omite.

"Si acaso estoy pensando en que habrá alguien allí, otro que tiene de alguna manera la misma motivación que yo, para hacer lo que hacemos.

Decía Lezama Lima 'si el autor lo dice todo, ¿qué le queda al lector?', por lo tanto, más que estar pensando en un lector estoy proponiendo una indagación en donde ese lector y el texto se puedan encontrar, y trato de poner los elementos para que ese encuentro sea posible sin estar seguro exactamente de que eso suceda pero con esa intención".

SU OTRO AMOR...
Ser el galardonado con el Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía, aumenta en él su sentido de responsabilidad por quienes lo leen.

"Para mí fue una sorpresa, porque tengo más lectores de lo que se piensa, y eso es muy estimulante", afirma el hombre que vive enamorado de la música y que la escucha devotamente todas las horas al día en que le es posible.

Sí, la música es su pasión, pero aunque desertó de ella como profesión está ligada a su obra, pues para él su trabajo está inclinado al menos en términos devocionales a buscar una relación a un nivel más profundo con influjos rítmicos.

En su poesía siempre hay eventos musicales cuando no abiertamente, en algún tipo de ritmo. Ahí descansa esa presencia constante.

MELANCOLÍA POÉTICA
Su trabajo como editor le ha permitido a Luis Cortés abrirse espacios vitales donde ha aprendido cosas a veces duras y otras tanta conmovedoras que han sido un estímulo para su labor poética. Pero, ¿es acaso que los poetas siempre están ligados a la tristeza? No, responde Bargalló, aunque en su caso sí.

"No te diría que todos, te podría poner un ejemplo palpable y es precisamente el gran Carlos Pellicer. No es un poeta del que yo pudiera desprender rápidamente una idea melancólica, menos que me produzca tristeza. En él encuentro apertura, profundidad en el sentimiento amoroso; un poco decidido por la virtud que sería todo lo contrario al espíritu melancólico".

En la poesía del premiado, hay rasgos de añoranza y aflicción; él lo nota cada vez que escribe.

"Es casi irremediable cuando vivimos en un mundo como en el que vivimos donde el aislamiento, distanciamiento, la presencia constante de eso que Cioran llamaba 'ese maldito yo', que esta todo el tiempo torturado y cercado. De alguna manera no deja más alternativa que darle vuelo al espíritu melancólico; de alguna manera poner alguna esperanza de conseguir alguna forma de felicidad en el mundo y ver cómo ésta se disipa y se aleja irremediablemente nos lleva el mundo de la posmodernidad. Es una receta destinada a producir una profunda tristeza", explica.

Su obra premiada, La lámpara hacia abajo, además de esos sentimientos que caracterizan su poesía, es una búsqueda constante ante la falta de certeza. Trata de proponer o encontrar y lo indaga con el instrumento del lenguaje.

Hay una suerte de regreso a esa certidumbre que es nuestra riqueza y nuestra miseria al mismo tiempo, y al presentarse en abanicos tan abiertos nos permite cierto sueño", explica el autor.

Para conocer más a este autor, él mismo recomienda tres títulos, una de ellas es su obra premiada, Al margen indomable (1996, 2011) y Filos de un haz y envés (2007), ambos muestran gran parte de sus inquietudes, y llegaron a un nivel en el que el autor no cambiaría nada "y a los que sólo les falta estar donde de veras cuentan: con el lector".





SOBRE EL AUTOR
Biografía


Es poeta, traductor y editor. Nació en Tijuana, el 19 de enero de 1952. Estudió Ciencias y Técnicas de la Información (UIA), Letras Méxicanas (UIA-UNAM), y Música (CNM).


AGENDA DEL EVENTO

Miércoles 14

 
Taller
Poesía española e hispanoamericana contemporánea, taller a cargo de Juan Carlos Abril
Dónde: Centro de estudios e investigación de las Bellas Artes (CEIBA), 9:00 horas, Inscripciones 314-42-68
 
Taller infantil
El ojo de la poesía: maneras de ver, sentir y jugar con las palabras, a cargo de Vivian Mansour y Níger Madrigal.
Dónde: Centro de estudios e investigación de las Bellas Artes (CEIBA), 9:30 y 11:00 horas, Inscripciones 314-42-68
 
Presentación
Poemas cósmicos de Ricardo Ávila
Dónde: Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara, 17:00 horas

Conferencia
Amor entre ruinas: la poesía amorosa de Alí Chumacero, en el centenario de su nacimiento, conferencia a cargo de Dionicio Morales.
Dónde: Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara, 18:00 horas
 
Conferencia
Ibargoyen: un poeta nada más
Dónde:  Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara, 19:00 horas