NOTICIAS

Desempleo y pobreza los obliga a invadir

Se duplica el número de casas de lámina a orillas de la laguna La Lima en Bosques de Saloya.



Desempleo y pobreza los obliga a invadir

(Foto: Simón Hernández)

Deña Gelsa Arcos dice que la gente de ahí sobrevive como jornaleros o chatarreros.

22/01/2018 09:47 / Centro, Tabasco

La invasión de las zonas federales es un problema social que los tres órdenes de gobierno no han podido resolver. La mayoría de las familias que construyeron sus casas en estas zonas, son de escasos recursos o rentaban departamentos hace seis años.

No obstante, tuvieron que dejar de rentar por la crisis y los despidos laborales, y encontraron una oportunidad de vida en zonas federales.

Tal es el caso de doña Gelsa Arcos Peñate, una de las primeras familias en construir su casa improvisada en los alrededores de la laguna "La Lima", a un costado del fraccionamiento Bosques de Saloya. Ella con su esposo tuvieron que poner una 'tiendita' de abarrotes para pagar la colegiatura de sus dos hijos.

"Nosotros fuimos de los primeros en llegar en la ribera de la laguna. Hasta el dos mil dieciséis éramos alrededor de cien familias, pero en el dos mil diecisiete alcanzamos las doscientas. La mayoría de las familias sobreviven de la venta de chatarra o del jornal", dijo Gelsa Arcos.



Otra zona donde las familias se han establecido en zona federal, es en el margen izquierdo del río Carrizal, a la altura de la colonia José María Pino Suárez. Hay un total de seis casas establecidas entre el río Carrizal y el muro de contención construido por la Comisión Nacional del Agua para evitar futuras inundaciones.

En la colonia El Espejo, en la orilla del mismo río Carrizal, recientemente se instalaron cuatro familias de escasos recursos.

Las casas fueron construidas con pedazos de láminas, cartón y lonas. A pesar de que son viviendas frágiles ante los vientos con rachas de 60 kilómetro por hora, las familias no tendrán que pagar renta. Lo que ganen trabajando en lo que puedan, podrán destinarlo en alimentación y en la educación de sus hijos.


'Me quedé sin trabajo y no tuve para la renta'

Testimonio. Plácido Chablé

Unas láminas usadas, una lona de un candidato priísta y cobijas, son los materiales que utilizó Plácido Chablé Bautista para construir su casa a orillas de la laguna "La Lima", a 10 metros del fraccionamiento Bosques de Saloya.

Don Plácido era vigilante en una empresa de seguridad privada, pero fue despedido.

"Me quedé sin trabajo y tuve que invadir porque ya no tenía para pagar la renta. La mayoría de los que estamos aquí somos personas de pocos recursos, lo poco que conseguimos pues lo usamos para la comida", dijo.