NOTICIAS

Historias de Traileros: Enfermedad lo yonquea

Impidió insuficiencia renal a Mario seguir recorriendo las carreteras; su salud está recuperada.



Historias de Traileros: Enfermedad lo yonquea

(Especial)

07/12/2017 09:49 / Centro, Tabasco

El trailero Mario "N" está un poco delicado de salud; por más de 20 años ha recorrido las carreteras del país, entre las entidades federativas está Tabasco, "he estado de paso en territorio tabasqueño, es muy bonito, me han tratado muy bien, hay gente cálida", aseguró.

Él ha recorrido muchos caminos en todo México."Tenemos el gusto de andar por las vías federales", dijo el hombre del volante, quien además se quejaba de dolores en los riñones.

Mario "N" sientes serios dolores desde agosto del 2017, "pero aún así sigue trabajando para cumplir con mi deber, pero la enfermedad me tiró un rato en el mes de septiembre que estuve yonqueado hasta hace unos días", precisó.

En la misma charla otro de sus compañeros, al referirse a Mario "N", lo calificó como su compa y aseguró que la ha librado de por lo menos tres accidentes grandes.

Durante el tiempo que estuvo yanqueado, nos dijo que estaba hasta la ma... de estar encerrado, y no poder hacer lo que tanto le gusta, manejar el tráiler cargado de mercancía que reparte de un punto a otro.

Aunque su matrimonio no funciona del todo bien, sus hijos se la están partiendo para ayudarlo. Sus hija Vianey "N" lo cuidaba de lunes a viernes, y Fernando "N" hacía lo propio sábados y domingos, debido a que éste heredó el trabajo de su padre, por eso son esos días que tiene libre.

Es que uno como trailero se la pasa el mayor tiempo viajando y descuida mucho a la familia, pero uno lo hace para que los hijos vivan bien, pero en ocasiones, se desintegra el hogar.

Aunque el pago no es la gran cosa, es el gusto de conocer y de manejar, conocer otras gentes y Mario "N", se entregó en cuerpo y alma al volante y olvidó hacerse chequeos sobre su estado de salud.

Durante el tiempo que estuvo en cama, sus amigos traileros hicieron una vaquita y le mandaban centavos, "les agradezco que hayan sido generosos, porque en la cama y en la cárcel es donde se ven los amigos", contó. El trailero vino a Tabasco desde el norte del país, transportando materia prima para hacer pan de conocida marca, de ahí se traslada a Campeche y su ruta final es Mérida, Yucatán, luego retorna a Michoacán, para recibir instrucciones de ruta, pues ya lleva ocho días fuera de su casa y regresará en siete días más, o todo depende para donde lo envíen.

"La vida del trailero es muy compleja, sacrifica a la familia en días festivos o fechas decembrina, pero es lo que a uno le gusta", dijo.