SHOW!

Armando Manzanero tacha a 'Luismi' de egoísta

El compositor yucateco rompe con las especulaciones de un posible reencuentro musical entre ambos.



Armando Manzanero tacha a 'Luismi' de egoísta

(Agencia)

Manzanero contará con la participación de Natalia Lafourcade y Alex Lora para su show en Mérida.

06/12/2017 05:06 / Ciudad de México

“Luis Miguel es un egoísta que solamente ve por sí mismo, pero no es capaz de trabajar en equipo ni tampoco es agradecido”, dijo Armando Manzanero sobre la posibilidad de invitar a este cantante al magno evento que encabezará en Chichen Itzá el próximo mes de febrero, en un ritual musical acompañado por la Orquesta Sinfónica del Estado de Yucatán.

Armando, que no se sabe guardar las cosas, al comentarle que sería importante llevar a una figura como Luis Miguel a este recinto considerado patrimonio nacional, fue muy claro en que la relación que ambos han tenido entre los discos Romance y Segundo Romance producidos en los años 90, le dio la oportunidad de conocerlo y de hacerse un juicio sobre la personalidad fuera del escenario de este cantante.

En su momento, Armando, como recordará el lector, fue el productor de estos Romances y tuvo la oportunidad de trabajar durante semanas con Luis Miguel y reconoce una calidad artística de primera, lo mismo su perfeccionismo en la parte laboral, cuidando hasta el más mínimo detalle; pero también admite que no sabe trabajar en equipo, que no es agradecido y que impone su ley sin tomar en cuenta experiencias que pudieran enriquecer cualquier producto trabajando en equipo.

El concierto en Chichen Itzá, por lo tanto, no contará con este cantante, como ya se había especulado. De momento, figuran desde luego Armando Manzanero, quien encabeza el elenco, Natalia Lafourcade, Alex Lora y algunos otros que serán invitados para la primera semana del mes de febrero en un gran encuentro de Armando con su pasado.

El instituto Nacional de Antropología e Historia ya autorizó que el concierto espiritual musical se pueda realizar en el escenario, bajo condiciones muy estrictas, sobre todo en el cupo, que será estrictamente de 6 mil 500 personas y no de siete mil u ocho mil, como se ha visto en otras ocasiones, deteriorando una de las maravillas del mundo, como son las pirámides de Chichen Itzá.



Con información de Agencia Basta!