VIVIR BIEN

Ejercítate para luchar contra la hipertensión

Bailar o correr son excelentes para el tratamiento y prevención de este problema.



Ejercítate para luchar contra la hipertensión

(Especial)

Antes de comenzar un programa de ejercicio físico debes consultar a tu médico para que te dé medidas adicionales para cuidar tu salud.

11/11/2017 05:07 / Centro, Tabasco

La tensión arterial alta, conocida como la 'asesina silenciosa', es una enfermedad que no presenta síntomas, por lo que realizar ejercicio físico es muy útil en su tratamiento y prevención.

Cuando la reducción de los valores de tensión arterial sean muy pequeños, la práctica de ejercicio puede ser suficiente para disminuir el riesgo de accidentes cerebrovasculares e infartos de miocardio.

Lo primero es consultar con el médico. Según las cifras de tensión, éste recomendará al paciente el ejercicio más adecuado.

Ejercicios recomendados

Los programas que incluyen diversas actividades son muy efectivos si se realizan entre 30 y 60 minutos durante tres o cinco días a la semana.

1. Montar en bicicleta. Este ejercicio físico es ideal como entrenamiento de resistencia; fortalece el sistema cardiovascular, el metabolismo y el sistema inmune. Además, tonifica los músculos de las piernas y de la espalda y no se sobrecargan las articulaciones.

2. Bailar. Esta actividad física es un excelente complemento para los tratamientos médicos. Mejora la capacidad cardiovascular, disminuye los niveles de colesterol, el estrés y la presión arterial.

3. Correr. Este ejercicio físico eleva el colesterol bueno, reduce los coágulos en la sangre, mantiene el corazón en buen estado, acelera el metabolismo.

4. Yoga o pilates. Estas rutinas ayudan a tonificar los músculos, pero además enseñan a respirar y a relajarse. El estrés es uno de los principales detonantes.

Beneficios:
• Ayuda a mantener el peso adecuado y prevenir la obesidad.

• Facilita que el corazón funcione mejor, reduciendo el número de latidos por minuto mejorando su contracción.

• Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.

• Controla la tensión arterial, los niveles de colesterol y de glucosa.

• Te hace sentirse más sano y en mejor forma física.

• Si eres hipertenso, consulta antes con el doctor.