NOTICIAS

Video: Puente de cristal ¿se rompe o es una broma?

El gobierno chino lamentó 'haber asustado a la gente', en realidad se trató de un montaje.



Video: Puente de cristal ¿se rompe o es una broma?

(Especial)

10/10/2017 22:56 / Beijing, China

Los puentes de cristal son espectaculares, pero la idea de que este se quiebre bajo nuestros pies es aterradora. No en vano, el cristal se suele usar como metáfora para referirnos a algo frágil, y que eso sea lo único entre nosotros y una caída de centenares de metros no es lo más tranquilizador, por mucho que estos puentes sean perfectamente capaces de resistir nuestro peso.

Eso es lo que le ha pasado al protagonista de este vídeo, que aparentemente es un guía turístico, que tropieza y cae al ver que el suelo bajo sus pies comienza a quebrarse, con ese sonido tan habitual del cristal al resquebrajarse. Un susto importante teniendo en cuenta que la pasarela cuelga a una altura de cerca de 1200 metros sobre el mar.
 
Sin embargo, todo parece ser una broma. Desde el gobierno del distrito se ha emitido un comunicado lamentando "haber asustado a la gente", pero explicando a que en realidad es un montaje con la intención de ser provocadores.

Al parecer, se colocaron intencionadamente fragmentos de cristal quebrado en una de las capas a lo largo de varios de los paneles del puente. De esta forma, cuando alguien camina sobre ellos parecen romperse, emitiendo incluso el ruido que esperarías cuando el suelo de metacrilato está a punto de desaparecer bajo tus pies.



Aunque muchos sospechan de que esto sea únicamente una maniobra para cubrir el incidente por parte del gobierno chino y evitar que afecte al turismo. Sin embargo, en el propio video hay indicios de que realmente todo podría ser un montaje. 

Para empezar, las autoridades aseguran que el guía es consciente de que se trata de una broma, y de hecho parece esbozar una sonrisa al final. Además, mientras el guía entra en pánico se puede ver a una persona andar en dirección contraria sin dar demasiada importancia a las grietas.

Sin embargo, no es la primera vez que China tiene problemas con los puentes de cristal. En septiembre de 2016 se inauguró un puente de 400 metros en Zhangjiajie, suspendido a 260 metros del suelo. Sin embargo, apenas 13 días después tuvo que cerrarlo debido a problemas con el software y el hardware debido a la masiva afluencia de turistas.

El puente abrió de nuevo el 30 de septiembre, y desde entonces no ha vuelto a dar problemas.

Con información de El Español