NOTICIAS

Échale un ojo a Villahermosa antes y después (FOTOS)

Te traemos una recolección de fotografías de la antigua 'Esmeralda del Sureste', un antes y después.



Échale un ojo a Villahermosa antes y después (FOTOS)

(Internet)

.

14/10/2017 20:40 / Centro, Tabasco

¿Alguna vez te has preguntado cómo lucía Villahermosa hace varios años?,  actualmente la ciudad cuenta con bellos pasajes verdes que iluminan la vista de los foráneos, ahora imagina haber visitado la cabecera municipal de Centro hace más de 50 años. 

Sin duda el apodo de "Villahermosa" es bien merecido, antes el río Grijalva era el medio de transporte para poder disfrutar de la "Esmeralda del Sureste", en donde el comercio se manejaba a través de las aguas y las personas convivían más con la naturaleza viva. 

Estas son unas imágenes recolectadas de la página web  México en Fotos,  donde la magia de la fotografía nos hace transportarnos a través del tiempo.

El puerto de Villahermosa en el antiguo río Girjalva: 



Así luce ahora:


El antaño cine "Sheba" en su época de oro:


Así luce HOY, completamente abandonado:



Un hermoso atardecer en el río Grijalva, en la vieja Villahermosa:


La belleza nunca acaba: 


La calle Juárez, lo que HOY es el Centro Histórico:


Actualmente sigue siendo una concentración de negocios e historia: 


Esta es una mirada por el malecón Carlos A. Madrazo Becerra:


En la actualidad esta vialidad luce así: 


Esta es la calle Independencia en la colonia Centro, actualmente se encuentra el Tribunal Superior de Justicia a donde antaño se ubicaba el Centro Recreativo Villahermosa:


Aquí la vista moderna de esta calle, la cual conduce al Palacio de Gobierno: 


Esta era la vestimenta típica de los tabasqueños, traje de manta con sombrero: 


Esperamos que este viaje por el tiempo y la historia sean de tu agrado, las raíces son lo más importante dentro de una sociedad,  recordemos la frase de José Martí:  "El amor, Madre, a la Patria, no es el amor ridículo a la tierra, ni a la hierba que pisan nuestras plantas", el amor debe enfocarse al suelo que nos vio nacer, el cual no arrulló entre sus brazos, nos ha criado y el que verá a nuestros hijos crecer.  


Alejandro García Marín:.