NOTICIAS

En picada el Pino Suárez

Más de 300 locales del mercado provisional de Casa Blanca ha cerrado en los últimos seis meses ante la caída de ventas.



En picada el Pino Suárez

(Simón Hernández)

Algunos abandonaron la construcción de locales.

14/08/2017 05:05 / Centro, Tabasco

Más de 300 locales del mercado provisional de Casa Blanca, José María Pino Suárez han cerrado en los últimos seis meses debido a las bajas ventas, locatarios aseguran que incluso de manera irregular más de 50 locales son puestos en renta, al tiempo que dicen temer que créditos ofertados por el gobierno sean una mala inversión por la falta de clientes.

A decir de Dionicio Alejandro Zurita, ex coordinador de las 14 uniones del mercado Pino Suárez, desde el arranque de operaciones del mercado provisional, casi un centenar de locales no fueron abiertos, pues sus dueños prefirieron esperar que esté listo el mercado nuevo para entonces instalarse de manera permanente.

No obstante, con el paso de los meses y ante la caída en las ventas, que se reporta de hasta un 70 por ciento, más de 200 locales se han ido cerrando, y prácticamente cada semana cierra un local más de los diferentes giros, debido a que la clientela es poca, y si en el anterior mercado se tenía una afluencia de visitantes de entre 10 y 15 mil clientes, ahora son entre tres y cuatro mil personas las que llegan.

Y es que son varias las causas por las que las ventas no levantan en el mercado, algunas atribuidas a la crisis económica que vive el estado, pero también a la zona en la que se ubica, pues Casa Blanca es considerada como una zona de alta incidencia delictiva, de tal suerte que incluso los horarios del mercado se redujeron dos horas, por lo que si antes cerraban a las 20:00 hrs, ahora cierran a las 18:00 hrs.

Asimismo los locatarios se han quejado de que no todas la rutas de combis llegan hasta el mercado provisional, a pesar de que es una indicación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por lo que muchos de los anteriores clientes del Pino Suárez se quedan del otro lado comprando en el tianguis con los comerciantes ambulantes y establecidos de Bastar Zozaya, Francisco I. Madero, y Constitución.

"Nos han ofrecido ahora la posibilidad de acceder a un crédito, pero algunos estamos temerosos, porque no sabemos si es a fondo perdido o si se tendrá que pagar el mismo antes de cambiarnos al mercado nuevo, o que quien no pueda pagar pierda la concesión, porque se tiene encima también una deuda de 600 mil pesos del consumo de luz en el mercado provisional", indicó.

A decir del locatario, algunos han recurrido incluso a la renta de los locales, a pesar de que el reglamento del mercado lo prohíbe, la renta, venta o traspaso de los mismos, mientras que otros sólo abren dos o tres días a la semana, para no perder la concesión, pero sin reportar ganancias.