NOTICIAS

Ejecutan a balazos a dos pintores

Las víctimas raspaban la barda de una escuela en Tamulté, cuando fueron sorprendidos a balazos.



Ejecutan a balazos a dos pintores

(José Ángel Castro)

Sicarios dieron el tiro de gracia en la cabeza; fueron hallados varios casquillos de un arma 9 mm.

12/08/2017 22:51 / Centro, Tabasco

Acribillados a balazos y con el tiro de gracia en la cabeza, fueron ejecutados ayer dos pintores cuando raspaban la barda perimetral de la escuela primaria Ceferino Vázquez Osorio, ubicada en el parque central de la colonia Tamulté de las Barrancas por un par de sicarios que escaparon en un auto blanco, unidad que fue asegurada en una lavadora de autos donde fue abandonada.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, señala que 98 son las muertes dolosas por arma de fuego durante el primer semestre del 2017, lo que significa un 476 por ciento más en comparación al mismo período del 2016, donde sólo fueron 17 las ejecuciones.

Las víctimas fueron identificadas como Luis Miguel Reyes Osorio, de 35 años de edad, con domicilio en el fraccionamiento Las Mercedes y Juan Gabriel Cruz López con domicilio en la calle Comonfort de la colonia Tamulté, conocidos como "Los Brujitos", ambos trabajaban en las remodelaciones de la primaria, motivo por el cual se encontraban con una escalera sobre la banqueta de la calle Revolución, retirando la pintura gastada de la pared, hasta que fueron "cazados" por un par de delincuentes que se desplazaban en un auto Neón.

Los hechos se dieron a las 12:00 horas; la agresión provocó la movilización de la Policía Estatal y de paramédicos, estos últimos, certificaron el deceso de los dos baleados.

Testigos señalaron que los agresores balearon a sus víctimas, para luego rematarlas con un tiro en la cabeza a cada uno, posteriormente escaparon en un auto Neón de color blanco.

Minutos más tarde, el coche con placas WTB-4629, fue localizado en el interior de una lavadora de carros, ubicada en Manuel Doblado y Libertad del mismo asentamiento, el cual presuntamente fue utilizado para la ejecución.

Trascendió en la Fiscalía General que dicha unidad minutos antes había sido visto conducida por un tipo apodado "El Yuca", presunto distribuidor de droga y yerno de un tal Chema de la misma colonia.

Peritos legistas acudieron a realizar el levantamiento de los cuerpos y hallaron en el lugar siete casquillos percutidos de un arma calibre 9 milímetros.