VIVIR BIEN

Las pasiones de Rulfo

Además de la literatura, el escritor, que hoy celebra su centenario, dejó un gran legado en cine y fotografía. 



Las pasiones de Rulfo

(Gustavo A. Ortíz)

Su abuelo murió cuando tenía 4 años, tenía 6 cuando asesina- ron a su padre, de 33. En 1932 egresó del in- ternado, donde no dejó de lee r.

16/05/2017 05:05 / Centro, Tabasco

Hoy se cumple un centenario del nacimiento de Juan Rulfo, autor de una obra literaria corta pero poderosa (los cuentos de El Llano en llamas, la novela Pedro Páramo y el guión El gallo de oro).

Según los especialistas, su trabajo tiene una estrecha relación con su actividad fotográfica previa a su literatura y ésta la establece después con su trabajo cinematográfico, que arrancó con una pequeña participación con Roberto Gavaldón para La escondida (1955).

Publicó por primera vez en 1945 en las revistas Pan, de Juan José Arreola y Antonio Alatorre, y en América, de Marco Antonio Millán y Efrén Hernández, su primer aliado literario. Las primeras entregas fueron los cuentos "La vida no es muy seria en sus cosas", "Nos han dado la tierra" y "Macario". 

Los dos últimos se integrarían a El llano en llamas, volumen publicado el 18 de septiembre de 1953 en la Colección Popular del Fondo de Cultura Económica, en el que aparecen temas que serían recurrentes: la muerte, la tierra estéril, los excluidos, el mal gobierno, la soledad. 

Fan del séptimo arte

En el cine, Rulfo pasó de ser supervisor de filmaciones para la Secretaría de Gobernación, a figurar directa o indirectamente en obras como En este pueblo no hay ladrones (1965), de Alberto Isaac; o escribir guiones o textos que sirvieron de base para trabajos fílmicos, como El despojo (1960), El gallo de oro (1964) y La fórmula secreta (1964).

El gallo de oro (1964), dirigida por Roberto Gavaldón, partió de un guión coescrito con Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y el director. Fue protagonizada por Ignacio López Tarso y Lucha Villa. De este guión se hizo otra cinta, El imperio de la fortuna (1986), dirigida por Arturo Ripstein,  con las actuaciones de Ernesto Gómez Cruz y Blanca Guerra.

Tabasqueño le celebra  

El escritor tabasqueño Agustín Abreu, estudiante de doctorado en Literatura latinoamericana expresa que, pareciera que Rulfo, como narrador, está separado de la tradición poética y no, la poesía en prosa actual le debe mucho a la prosa de Juan Rulfo. Asimismo, que la creación literaria actual sigue influida por la obra del autor jaliciense, nacido hace 100 años y por quien se ha programado una serie de actividades en San Juan Luvina para estos días.

Abreu dice que si bien las temáticas difieren, pues la literatura actual tiende a ser más urbana, los estilos "rulfianos" y la manera de construir una voz enunciativa están muy presentes.

Agustín Abreu es uno de los invitados a la conmemoración por los 100 años de Juan Rulfo en la comunidad de Luvina, en el municipio de Macuiltianguis. Ahí, leerá y hablará sobre Rulfo y su influencia en la poesía mexicana.

En su conferencia, hablará de sus hallazgos como lector y lo que ha encontrado en la creación de otros poetas cuya producción se relaciona con Rulfo, entre ellos el trabajo del poeta tabasqueño, Jeremías Martínez.

Aunque el mismo Rulfo decía no haber sido comprendido por su generación, fue definido como clásico vivo por autores como Susan Sontag, Günter Grass y Kenzaburo Oé.

 


Relacionadas