NOTICIAS

“Unos lentes harían más feliz mis últimos días”

Doña Carmita trabajaba como empacadora en una tienda comercial, pero por su edad ya no le permitieron seguir laborando



“Unos lentes harían más feliz mis últimos días”

(Saddyd Mora)

Doña Carmita trabajaba embolsando productos.

17/04/2017 07:39 / Centro, Tabasco

Aunque a veces le ha tocado irse a dormir sin probar bocado alguno y con 92 años encima, doña Carmita López Pérez de la colonia Gaviotas Norte, asegura que lo que más le hace falta son unos lentes que le permitan seguir viendo los últimos días de su vida.

Hasta hace tres años doña Carmita todavía trabajaba como empacadora voluntaria de una tienda comercial, sin embargo por su avanzada edad ya no le permitieron seguir laborando, a pesar de que ella se dice todavía con la fuerza suficiente para hacerlo, aunque más por necesidad que por ganas.



“Hoy vine a la misa para saludar al Obispo que fue el que ofició, para llevarme mi bendición para que me vaya bien, porque ahora sí me las he visto duras, mi hijo que es con el único que vivo, se cayó de una escalera y se hernió y no puede trabajar ahorita, y a mí me hacen falta mis lentes, porque ya veo borroso y quisiera seguir viendo en mis últimos días y si se puede una despensita, porque a veces me duermo sin probar bocado”, refirió.

Doña Carmita a veces sale a caminar y hace escala en el mercado de la colonia, donde pide algunas monedas para comprarse un taco o un vaso de pozol.

WHATSAPP: 9931445566

CONTACTO: fundacion@grupocanton.com

¿Qué necesita? 
Lentes de aumento para ver bien.
Una despensa para su alimentación.