UNIS y +

Magazineyoung.com

Castro… el revolucionario



Magazineyoung.com

(redacción)

El enemigo silencioso: la ignorancia

30/11/2016 11:33 / Centro, Tabasco



El enemigo silencioso: la ignorancia

Castro ha muerto y es bastante molesto escuchar a quienes festejan su muerte y lo llaman “dictador”. Como siempre, la ignorancia es la fuerza y el poder que nos hunde, pero ese tipo de ignorancia ciega, sorda, pero que habla, es la peor; la más obstinada y felizmente casada con la torpeza. Porque existe la ignorancia, suave, pura, de un viejo campesino que siembra allá, en las faldas de un cerro, junto con su familia y sólo sabe del campo, o la del niño que ni cuenta se da de lo que sucede, pero la ignorancia de quien repite lo que el invasor le dicta, sin siquiera tratar de averiguar la verdad, es la peor… tal como lo vemos en México.  

Aquí en México, en la Colonia Roma fue el famoso encuentro entre Castro y el Ché Guevara. Mucha gente todavía cree que Castro causó pobreza en su país, pero no saben del bloqueo económico impuesto por EEUU y todos sus secuaces por gusto o por disgusto.  

Mucha gente no sabe que este hombre, junto con el Ché y otros tantos héroes anónimos, sacaron al verdadero dictador de la isla: USA y todas sus empresas impuestas y explotadoras, y uno que otro colado, como la mafia.

Castro ha muerto y mucha gente ignora todo lo que tuvo que trabajar una nación completa para salir adelante, y el resultado es que ahí no hay drogas ni drogadictos, niños de la calle ni feminicidios. En Cuba se incentiva la educación, y el corolario es una gran generación de investigadores de la salud, que poco a poco hacen importantes aportaciones al mundo.

Castro logró lo impensable: fue el David en contra de Goliat, y murió sin haber sido derrotado por los gringos. Un ejemplo de dignidad y fuerza, que nuestros gobernantes y otros tantos de América Latina, deberían seguir. Descanse en paz.


Bahía de Cochinos

Era el amanecer, cuando un grupo de autoexiliados cubanos, entrenados por la CIA, invadieron esta playa cubana, con la intención de acabar con la FAR, matar a los revolucionarios (comenzando con Castro), crear una “cabeza de playa” y formar un gobierno provisional, con miras a buscar el apoyo de la Organización de los Estados Americanos  y el reconocimiento de la comunidad internacional.  
El fracaso fue rotundo, ya que la bien organizada FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias), los dejó fuera de combate en menos de 60 horas, arrojando como resultado de la intrusión, un centenar de estadounidenses muertos y más de 1200 capturados.  


¿Qué pasó con el aplastante poder de USA?

Kennedy se negó a mandar aviones, cuando el Almirante Arleigh Burke se lo pidió. La idea era tratar de hacer creer al mundo que la invasión era simplemente de unos sublevados cubanos, que se oponían al gobierno de Castro y no un plan invasivo de USA, liderado por la crema y nata de la CIA.  

Este fracaso de EEUU, según se rumora, posiblemente le costó la vida a John F. Kennedy, incubó la guerrilla en Centro América, provocó la incursión de la Unión Soviética, poniendo al mundo al borde de una guerra nuclear.



El periódico el Clarín dice…

El fin de la democracia latinoamericana

“Cuba fue una obsesión para los americanos desde el triunfo de la Revolución, en enero de 1959 y luego, cuando en agosto de 1960, Castro nacionalizó las empresas norteamericanas de la isla, entre ellas refinerías de petróleo, centros azucareros y las compañías de teléfonos y de electricidad. Estados Unidos, que tenía la certeza de que Castro era comunista y que contaba con la simpatía y protección de la Unión Soviética y de su líder, Nikita Khruschev, empezó a implementar diversos planes para deshacerse del molesto vecino: sabotajes, golpe interno, sublevación popular, asesinato o invasión”.


El invento gringo como enemigo público: el comunismo

Las consecuencias en el Continente, fueron desvirtuar el comunismo, y la imagen de Castro, y no se diga la Unión Soviética.  

A manera de defensa, Castro le mostró al mundo latino cómo había derrocado al imperio norteamericano, al dictador impuesto por estos mismos, que era Bapiste (quien facilitó la incursión de USA en Cuba con el pretexto de la inversión extranjera, tal como estamos nosotros en este momento) a manera de defensa.


La venganza de los gringos

-Además de bloqueo económico contra Cuba, desprestigiar a Castro, y la guerra fría, la ultra derecha (los gobernantes vendidos a EEUU) desencadenó una ola de golpes de Estado que en menos de diez años acabó con gran parte de las democracias latinoamericanas.

-Entrenamiento de Estados Unidos a militares latinoamericanos. Los entrenó en métodos que fueron los embriones de la represión ilegal con el aparente objetivo de combatir el comunismo. Bajo el lema “No habrá otra Cuba en el continente”, EE.UU. favoreció la instalación de las más violentas dictaduras.

-Y desde luego, esta ola de terror, fue la puerta de entrada a otro gran negocio gringo: la venta de armas en Latinoamérica.
 


Relacionadas