NOTICIAS

Sardinas ciegas de Tacotalpa, claves para vida extraterrestre

Tres científicos descubrieron que los pequeños peces de Tapijulapa son capaces de sobrevivir en un ambiente tóxico.



Sardinas ciegas de Tacotalpa, claves para vida extraterrestre

(Tabasco HOY)

Los introducen al agua y atrapan a las sardinas.

22/03/2016 05:07 / Centro, Tabasco

A partir del cuestionamiento del por qué la topota del azufre -la que se conoce en Tabasco como sardina ciega-, puede vivir en ambientes con presencia de sulfuro de hidrógeno (H2S), investigadores de Estados Unidos y un tabasqueño, iniciaron uno de sus proyectos el año pasado, obteniendo como resultado el descubrimiento de genes en estos peces que le permiten desechar los compuestos sulfurosos (que son altamente tóxicos) y retener sólo los hidrógenos para dar pauta al metabolismo celular aerobio.

Primero se trató de resolver si era su comportamiento, la capacidad de moverse, estar en agua dulce o en ácido sulfhídrico, teniendo como escenario la “Cueva del Azufre”, ubicada en el pueblo de Tapijulapa, Tacotalpa, donde cada año se realiza el ritual de la “Pesca de la sardina”, por parte de los lugareños.

Lenin Arias Rodríguez, doctor en Biociencias Marinas (por la Universidad de Hokkaido en Japón) de la División de Ciencias Biológicas de la UJAT, investigador que participó con sus homólogos extranjeros Joanna Kelley (Universidad Estatal de Washington) y Michael Tobler (Universidad Estatal de Kansas), señaló que se estudiaron los componentes genéticos del transcriptoma total de la topota, descubriendo la flexibilidad de su genoma ante un ambiente hostil, sobre todo para metabolizar moléculas altamente tóxicas como es el azufre, es decir, incorporarlo dentro de su organismo, tomar lo que necesita y desechar lo que no”.

“Con este ejemplo genómico modulado por reacciones bioquímicas, la búsqueda de vida en ambientes altamente extremos incluso extraterrestres tiene una nueva clave que da luz a continuar su búsqueda en otros planetas, donde el ambiente es altamente extremo, como Marte, lo que significa que esas condiciones no son una barrera para que la vida pueda sustentarse”, señaló.

“Dentro del estudio se trabajó con las células de los arcos branquiales, las que se fijaron en un buffer específico para evitar que los ARN se destruyeran, se quitaron las células, y de ahí se extrajo el material genético que la especie expresa o requiere para sustentar su vida, ante semejantes ambientes; encontrándose 35 mil genes; pero de ellos muy pocos, aproximadamente 80 genes, le sirven para lidiar con el azufre”.

“Al continuar con la investigación, nos preguntamos si el gas sulfhídrico bloquea la respiración, ¿cómo logran sobrevivir?, la respuesta es que desarrollaron a través de su historia evolutiva genes altamente especializados que les permiten interactuar con ese tipo de gas”.

Detalló que los genes principales se llaman en conjunto COX que integra el complejo IV ubicados en el interior de las mitocondrias, conocido igual como genes del citocromo oxidasa, donde el complejo IV ayuda respirar a esos peces que viven en el ambiente con azufre. “Lo que utilizan del H2S es el hidrógeno, y el azufre lo eliminan mediante una vía metabólica en la que dichos genes son altamente especializados”.

Explicó que cada población tiene genes y proteínas especiales para sobrevivir en presencia o ausencia del azufre. “Todos están ligados al metabolismo en la mitocondria, un organelo ubicado dentro de la célula”.

“La mitocondria lo que hace es oxidar los compuestos que las células necesitan para vivir, y a partir de ahí se genera una molécula altamente energética, que se llama ATP, y es lo que permite en esencia dar pauta a las actividades del pez”.

“Lo que sigue ahora es tratar de entender cómo estas proteínas están interactuando con el gas sulfhídrico, y los mecanismos por los cuales eliminan el azufre” mediante estudios in vitro.

Candidatos a premios de renombre


Después de hacer el trabajo científico, los investigadores dieron a conocer los resultados en un artículo en la revista Molecular Biology and Evolution que es publicada y editada desde Estados Unidos de Norteamérica.

El trabajo se envió el 25 de septiembre a revisión del año pasado, y para el 18 de enero aceptaron el trabajo para su publicación.

Como antecedente, los investigadores se reunieron en Villahermosa, donde decidieron en base a estudios previos qué investigar sobre la topota, para tratar de entender el mecanismo biológico que les permite vivir en esos ambientes extremos.

Lenin Arias Rodríguez, doctor en Biociencias Marinas, informó que los estudios de ese tipo son siempre considerados para concursos en Investigación y ciencia con amplia relevancia a nivel mundial.

Quien es el Dr. Lenin Arias Rodríguez

* Nació en la Villa Luis Gil Pérez, Centro, Tabasco, México.

* Estudios de Licenciatura en Biología en La División Académica de Ciencias Biológicas, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, México.

* Estudios de Maestría en Ciencias, en el Centro de Investigación para la Alimentación y el Desarrollo, unidad Mazatlán, Sinaloa, México.

* Estudios de Doctorado en Biociencias Marinas, en la Universidad de Hokkaido, en Japón.

* Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (Nivel II), Perfil del programa de mejoramiento del profesorado de la SEP y miembro del Sistema Estatal de Investigadores, del estado de Tabasco.

EXPERIENCIA DOCENTE.
* Profesor investigador de tiempo completo, en la División Académica de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco con 9 años de experiencia. Donde ha participado en la formación profesional de estudiantes de Licenciatura y posgrado.
 


Relacionadas